Home / Uncategorized / Niño lo llevo a su casa pensando que era un gato normal, cuando si mama lo vio quedo en Shock y tuvo que ser Hospitalizada.

Niño lo llevo a su casa pensando que era un gato normal, cuando si mama lo vio quedo en Shock y tuvo que ser Hospitalizada.

En la vida hacen falta muchas cosas para poder decir que nos va bien pero si en algo se debe creer es en la suerte. Hay seres humanos y animales que tienen suerte en la vida pues a pesar de atravesar situaciones difíciles terminan siempre consiguiendo un ángel guardián que termina arreglando todo a favor de ellos.

En México como en muchos países no existen leyes que puedan hacer un control efectivo de la natalidad de las mascotas para que estas no terminen convirtiéndose en un problema social. Los perros y los gatos deambulan por las comunidades sin ningún tipo de control sanitario y los dejan abandonados a su suerte.

Víctimas de esta sobre población son muchos los animales que terminan pasando mucha hambre y frio y en muchos casos terminan siendo la comida de los más fuertes que manejan las manadas o jaurías de perros domésticos. La historia de Aby viene a reforzar esta teoría pues ella a pesar de haber sufrido mucho al final terminó teniendo una buena vida.

Víctima del acoso de los otros animales tratando de esconderse para no convertirse en una suculenta comida, Aby terminó metida en una caja de interruptores de electricidad y provocó un corto circuito que terminó haciendo graves heridas y mutilándose las dos patas delanteras.

Pero una tarde cuando una niña de apenas 11 años pasea por Guadalajara escuchó un ruido extraño en una caja de electricidad y la curiosidad la llevó a averiguar, viendo a la pobre gata en el estado deplorable que estaba, trato de ayudarla pero no pudo, inmediatamente se fue a casa y convenció a su madre para que la ayudara.
Angélica Fuentes ante los ruego de su hija accedió y se fueron a tratar de auxiliar a la gata, al llegar y ver aquella escena y una pestilencia insoportable, se desmayó. Tuvieron que pedir ayuda y fueron rescatadas la gata y la madre. La gata fue operada para poder salvarle la vida y la madre salió del hospital sana y salva.

Luego de un mes de recuperación. Aby fue adoptada por la niña y ya tiene tres años viviendo en familia, se recuperó, ya sube y baja escaleras y es uno más de la casa, se nota que está muy bien cuidada y sobre todo le dan mucho cariño y atenciones. A pesar de tener un final feliz esta historia, no podemos negar que la pobre Aby tuvo mucha suerte para poder salir con vida de este terrible destino que la esperaba.

About jhan

Check Also

20 Trabajos muy extraños pero que pagan demasiado bien

Tener un trabajo estable puede sonar a que percibes un buen salario por lo que ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *